Categorías
Bebidas

Los 9 mejores vodkas del mundo de 2021

Los mejores vodkas del mundo poseen simples preparaciones, pero se muestran flexibles y benevolentes con los mixólogos del mundo.

No existe fruta con la que no combine el vodka, por eso se convierten en la apuesta más segura de todas debido a que se trata de una bebida que se compone solo de agua y alcohol.

Un buen vodka se basa en la simplicidad del mismo y la forma en la que aborda al paladar. Al ser básicamente agua y alcohol se busca que sea fuerte, pero seguro.

Los 9 mejores vodkas de 2021

En la siguiente lista premium solo se contemplan los vodkas cuya graduación encaja en el estándar internacional. ¡Prepárate!

1. Vodka Absolut Raspberri

Un vodka suizo, preferido por los bartenders debido a la facilidad de mezcla que representa, pues solo busca resaltar un ingrediente en su fórmula. Puede mezclarse casi de cualquier forma y lo haría de manera armoniosa.

Se presenta tanto en paladar como en nariz resaltando la frambuesa, que es el único ingrediente con el que se destila.

Este vodka es indicado para pacientes que padecen diabetes, debido a que no tiene azúcares añadidos, ni ingredientes artificiales. Su embotellado apela a la elegancia más que al glamour y el excentricismo, con apenas toques de color explosivo de distintos tonos, sería un excelente regalo.

Como contra se puede resaltar que es “demasiado simple” en su fórmula. No se trata de una bebida que pueda disfrutarse sola a comparación con muchos otros de la competencia. Además, al carecer de contraste, resulta muy fuerte, casi igual al vodka absoluto.

2. Vodka Ciroc

Se trata de una bebida francesa premium, ganadora de dos medallas de oro en San Francisco World Spirits Competition en el 2010, siendo uno de los primeros vodkas del mundo creado a base de uvas y no de cereales.

Con la intención de hacer a un vodka suave, ligero y refrescante, es destilado 5 veces para acentuar el sabor de las mejores uvas de cosecha francesa y finalmente rebajado con agua para reducir su graduación alcohólica.

Por el contrario a lo que puede parecer, este vodka tiene tonos más cítricos que dulces, destacando dos variaciones importantes de uva francesa; Mauzac Blanc y Ugni Blanc, que invaden tanto al paladar como al olfato.

La botella es increíblemente elegante, ornamentada con relieves alegóricos a la naturaleza y forma hexagonal, con una etiqueta más bien reducida para que se pueda apreciar la belleza del producto en sí.

Se trata de un vodka con carácter, que puede llegar a impresionar de forma negativa debido a que busca ser específico. Si bien no pierde la esencia de un vodka, su sabor intenso le quita flexibilidad e incluso puede llegar a parecer artificial para algunas personas.

3. Vodka Grey Goose

De origen francés, se trata de un vodka premium muy reconocido a nivel mundial. La calidad de esta bebida se debe a la altísima exigencia de sus ingredientes. Teniendo como base trigo blando de invierno de Picardía y rebajado con agua del manantial Gensac.

Por el olfato se pueden percibir notas florales, que brindan la sensación a fresca naturaleza. Y en el paladar se muestra dulce, con un toque almendrado. Al bajar por la garganta es suave y de gusto prolongado.

Este vodka es tan sublime, que por sí solo, representa una buena experiencia. No es necesario mezclarlo para consumirlo, pues con hielo es suficiente.

Su embotellado es bastante soberbio. Nada exagerado, pero igualmente agradable a la vista. Sirve como decorativo sin agregarle nada más y da la sensación de una bebida fresca.

En comparación a su calidad, el precio es bastante accesible. Sin embargo, es bastante suave para el gusto de las personas excéntricas.

4. Vodka Belvedere Pure

La supremacía en vodkas y proveniente de Polonia. Su intención inicial no es ser parte de una mezcla, sino de demostrar el increíble sabor y textura que presenta en sí mismo.

Este vodka es el típico que debe servirse en shots, con temperatura al clima. Su sabor es un equilibrio entre dulce y salado, dulce y picante; resaltando la vainilla y pimienta blanca entre los ingredientes.

Pese a tener un intenso sabor, no resulta invasivo al paladar. Se presenta suave y aterciopelado al bajar por la garganta. En la nariz se pueden apreciar notas de vainilla y centeno.

Fue ganador de 3 medallas en la competición Vodka Master en 2013, en las categorías de Super Premium, Europa del Este y Suave. Además de tener más de 20 reconocimientos distintos, volviéndolo uno de los vodkas más premiados en la historia.

Entre las contras de esta bebida resaltan dos; su precio es bastante alto comparado con las competencias, esto se debe a su reconocimiento cinematográfico y fama, además de resultar ligeramente seco.

Si lo que se busca es una botella para regalo, su diseño puede resultar demasiado sencillo.

5. Vodka Crystal Head

Impresionante. Este vodka canadiense sabe cómo impactar y llamar la atención desde el primer momento. Su embotellado con forma de cráneo se ha vuelto el favorito estético de muchos bares en el mundo.

En el olfato es ligeramente neutro, resaltando a penas el aroma a los cereales de su elaboración y pequeños toques cítricos.

Por otro lado, en el paladar es mucho más imponente, siendo ligeramente dulce con toques de vainilla, pero presentándose suave como la seda, lo que lo vuelve controversial al probarlo. Esto le brinda la fama del vodka más puro del mundo.

Perfecto para mezclas de cualquier tipo o beber solo, la contra de este vodka se radica en gustos, al no tener un sabor exótico.

6. Ciroc Red Berry Vodka

Vodka francés ultra-premium, de intenso aroma y sabor. Una mezcla intensa entre frutos rojos naturales y esencias de frutos rojos, lo que realza tanto el olfato como el gusto.

En el paladar los sabores a frambuesa y moras resalta en una intensa explosión, siendo ligera, suave como terciopelo, pero de gran carácter. El olfato acompaña estos sabores para remasterizar la experiencia.

Esta marca se caracteriza por realizar vodkas a base de uvas, brindando una nueva experiencia, más frutal, que mezclada con los frutos rojos lo vuelve perfecto para ser tomado únicamente con hielo.

Es perfecto para regalo, la botella, que brinda un efecto difuminado, advierte del intenso sabor a frutos rojos y brinda excentricismo gracias a la piedra roja incrustada en la parte superior.

Busca ser amigable para todo público, debido a su baja graduación alcohólica, por lo que si lo que se busca es algo más contundente, está muy por debajo de ello.

7. Russian Standard Original Vodka

La clásica representación de un buen vodka ruso. No pretende ser complejo para impactar, por lo que sus sabores no tienden a otro camino que no sea enfatizar los cereales que hacen al buen vodka.

Es rebajado con agua de glaciar, manteniendo su pureza, y filtrado por carbón. La prueba fehaciente de que no se necesita más que un producto de calidad para tener presencia en el mercado.

Es el vodka más vendido en Rusia, dominando un 60% de su mercado.

De color transparente, en el olfato y el gusto predominan el trigo natural, la pimienta y un ligero toque a levaduras.

Este vodka está pensado para ser disfrutado en shots, y aunque se puede utilizar para mezclas, no es lo ideal.

El contra de este vodka radica en lo clásico, si lo que se busca es un sabor dulce y ligero, no cumple esas expectativas.

8. Reyka Vodka

Un vodka islandés con carácter. Uno de los destilados más puros que existen, su producción es a mano, lo que lo vuelve aún más especial.

El proceso es natural y curioso, siendo destilado por un alambique único en su estilo, solo utilizado para ese vodka en el ámbito de las preparaciones alcohólicas una sola vez, lo cual es poco común al hablar de vodka, y filtrado mediante piedras volcánicas.

Finalmente es rebajado con agua pura de manantial volcánico. Cada ingrediente es único y conlleva a la perfección de la bebida.

Tiene todo el carácter de un vodka ruso, empezando por la presentación. La botella no es totalmente ornamentada, sin embargo, impone.

De color cristalino, al bajar por el paladar se hace sentir con el calor. No es demasiado aromático, pero lo compensa con su calidad.

Si bien puede disfrutarse sólo con hielo, es ideal para preparar cócteles más clásicos. Un Martini inolvidable se prepara con este vodka.

Definitivamente no es para todo el mundo. Su sabor es fuerte, redondo, un poco seco si se quiere. Con largo retrogusto. Un buen amante del vodka lo apreciaría, pero personas acostumbradas a la ligereza, no.

9. Absolut Vodka Elyx

Reconocido como el mejor vodka del mundo, producido de forma completamente artesanal en Suecia. Su fama es bien merecida y es que la marca puso lo mejor de sí para obtener este vodka tan premiado.

Está lleno de referencias a la cultura del vodka, desde el diseño de su botella que busca rememorar una vieja caldera de cobre, hasta el sabor en sí.

En el olfato se puede apreciar tonos de vainilla, de una manera que se puede describir como cremosa, al no ser tan intenso, que invita a probar. El paladar resulta la estocada final, con sabores frutales, y gran presencia de la vainilla.

Un vodka diseñado únicamente para los amantes del vodka. Nuevos paladares que acostumbrados a dulces cócteles y bebidas de baja graduación alcohólica no podrían apreciar su potencial.

Recomendaciones

Si bien Rusia es el padre de los vodkas, otros países han logrado destilar la bebida y hacerse renombre de ella. Y es que un buen vodka carece de banderas. Se caracteriza por sus ingredientes seleccionados, el método de destilación y los sabores que puedan presentar.

Para todos los gustos, desde muy ligeros, pasando por los secos y hasta aquellos que sabe únicamente a alcohol, es una bebida que merece el fanatismo que se le rinde. Muy pocas pueden adaptarse tan bien a los distintos contextos, como lo hace el vodka.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *